Uddiyana Bandha

Uddiyana Bandha

En sánscrito “uddiyana” significa elevarse, alzarse. Su nombre se debe a que eleva el diafragma y a su vez permite a la fuerza espiritual (kundalini) elevarse a través del nadi sushumna.

 

Referencias

 

“El cierre que provoca que el prana vuele hacia arriba a través del nadi sushumna es llamado uddiyana por los yoguis” (H.Y.P.III:55)

 

“La práctica que ahora se explica, hace que el pájaro (prana) vuele hacia lo alto después de un periodo de descanso” (H.Y.P.III:56)

 

“A la retracción del abdomen hacia adentro y hacia arriba en la zona del ombligo se le llama uddiyana. Es el león desafiando al elefante de la muerte” (H.Y.P.III:57)

 

“La práctica de uddiyana bandha descrita por los yoguis es muy fácil de hacer. Su práctica regular rejuvenece hasta a los más viejos” (H.Y.P.III:58)

 

Técnica

 

Uddiyana Bandha puede ser practicado como parte del Pranayama, en retención o durante las respiraciones fluidas del ásana.

Cuando se realiza durante kumbhaka (retención), puede practicarse de pié o sentado en cualquier postura de meditación que mantenga las rodillas más bajas que las caderas. Las manos se colocan en las rodillas y los brazos estirados. Se debe exhalar profundamente todo el aire que se pueda y acto seguido realizar una inspiración fingida elevando y ensanchando las costillas sin tomar aire. Automáticamente la diferencia de presión interna provocada por este gesto, eleva y atrae la pared abdominal y los órganos. La pared abdominal debe mantenerse relajada en todo momento. El abdomen adquiere una forma cóncava. Cuando se considere oportuno se exhala de forma controlada. También se puede realizar en retención al lleno, elevando y ensanchando las costillas de la misma forma, a la vez que se activa intensamente la pared abdominal. En este caso es muy importante practicarlo junto Jalandhara Bandha.

Cuando se practica sin retención del aliento, durante ásana, se mantienen activos los músculos de la inspiración mientras se respira de forma fluida. La caja torácica se mantiene amplia y elevada. Esto alarga el abdomen y la columna vertebral. El pecho queda lleno, activo y amplio y el abdomen vacío, pasivo y alargado.

 

Anatomía

 

El diafragma es un músculo con forma de medusa o paracaídas. Como todos los músculos esqueléticos, cuenta con dos extremos tendinosos. Uno de ellos se sujeta a las costillas flotantes y la columna lumbar. Este es el extremo perimetral del diafragma. Por otro lado, en el centro de este músculo encontramos el tendón central, el segundo extremo. Este tendón no se sujeta a ningún hueso, pero si se queda bloqueado con la acción del transverso del abdomen. Cuando el diafragma se agarra a este entramado muscular, hace palanca desde ahí y son las costillas las que se elevan con su contracción, dando lugar a una expansión de la caja torácica. Sin embargo cuando es el extremo sujeto a las costillas el que se bloquea para hacer palanca, es el tendón central el que desciende presionando los órganos abdominales con su contracción. Esta es la diferencia entre la respiración costal y la abdominal.

 

En Uddiyana lo que sucede es que al mantener las costillas elevadas durante todo el proceso, el esternón se aleja del pubis estirando el abdomen y generando una apariencia plana o incluso cóncava durante la exhalación. Desde esta posición, el movimiento más importante del diafragma es el del tendón central, que sube (se relaja) durante la exhalación (apariencia cóncava) y baja comprimiendo las vísceras durante la inspiración (apariencia plana). Aunque en verdad también realiza ligeramente el otro movimiento expandiendo las costillas hacia los lados.

 

Precauciones

 

  • El estómago debe estar vacío al practicarlo (dejar un margen de cuatro horas desde la última comida). Si es posible evacuar antes de practicar.
  • Las personas que padecen trastornos abdominales (úlceras, colitis…) o circulatorios (hipertensión, corazón…) no deben practicar este ejercicio.
  • Las personas que no tengan un buen control del diafragma en la respiración, es preferible que practique la respiración abdominal durante ásana sin Uddiyana, ya que si no se realiza correctamente, puede hacer que este órgano se bloquee todavía más.

 

Beneficios

 

  • Tonifica el diafragma y los órganos abdominales, sobre todo el estómago, de lo que resulta un estímulo beneficioso para los órganos de la digestión.
  • Masajea suavemente el corazón, con repercusiones favorables tónicas así como sedantes.
  • Es muy efectivo frente a problemas de estreñimiento, dispepsia e hígado.
  • Se estabiliza el plexo solar.
  • Practicado durante ásana protege la columna lumbar de posibles lesiones principalmente en los vinyasas y flexiones hacia adelante. También mejora la calidad de las posturas, especialmente de las flexiones hacia adelante, haciéndolas más efectivas.
  • Ayuda a despertar y elevar la energía vital (kundalini), expandiendo así la consciencia.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Xarma Yoga

Parque Empresarial Ansoain

C/Berriozar 21, 1ª pta. Ofic. 21 (ANSOAIN)

620047676 (durante el verano, solo mail o wassap) - info@xarmayoga.com